lunes, 30 de junio de 2008

El factor miedo

Sabemos que invariablemente somos producto de el entorno, de las decisiones y de los actos que realizamos, pero alguna vez nos hemos puesto a pensar cual es el sentimiento que rige nuestra vida y le va dando forma? Pienso que hace millones de años en el primer ser al que podemos llamar humano o tal vez hombre, en aquel que tuvo conciencia de sí mismo, el primer sentimiento que afloró en el fue el temor. Aquellos hombres vivían bajo el constante temor, el temor a el rayo que rompía en firmamento con estruendos escalofriantes, el temor de ver aquella bola incandescente en el firmamento esconderse cada atardecer y no saber si al día siguiente se presentaría de nuevo, o de la noche oscura que traía las fieras a la entrada de su hogar y no poder adivinar si esta noche sería en la que por fin decidirían entrar.

Han pasado millones de años de aquellos días y sin embargo nosotros no estamos tan alejados de ser como aquellos primeros hombres, vivimos a la sombra del temor con cada paso que damos desde el momento de nacer hasta dar el último suspiro. Desde niños aprendemos a temer a las consecuencias de nuestras travesuras,a temer a la nalgada o a la cama sin cenar, al coco que se esconde en nuestro clóset y las criaturas que viven debajo de nuestra cama y esperan la llegada de la noche para devorarnos, nos inculcan el temor para lograr un comportamiento deseado.

Dejamos la niñez y nos hacemos más adultos, más responsables, más viejos, pero más valientes?, quizá no, pues cada día que pasa y mientras más experiencia tenemos y más logros en nuestra vida, viivimos con el temor de perder lo que hemos alcanzado, tememos a diario cometer una tontería que nos haga perder nuestro trabajo, perder a nuestros seres queridos, tememos a fracasar, porque cuanto más se tiene más temor hay de perderlo.

Si tenemos A y B, tomamos B por el temor de lo que pueda pasar si hubiéramos tomado A, y mientras caminamos por A tenemos miedo de haber escogido el camino incorrecto.Somos valientes por temor a ser cobardes, nos aventamos del bungee, en paracaídas, escalamos las montaña más alta y pensamos que es valor, pero solo es miedo a morir sin haber hecho nada extraordinario.

Vivo con el miedo eterno, como animal agazapado entre los matorrales, esperando escapar de los ojos y el olfato del depredador, y son esos pequeños momentos en los cuales el miedo nos deja en paz, los cuales aprovechamos para crecer como personas, para aventarnos y hacer las cosas que jamás pensamos hacer, para tomar desprevenido al depredador y convertirlo en presa y obtener esos logros y metas que tanto hemos deseado, porque l fin y al cabo cada camino que tomemos cada sendero por el que caminamos estará cercado por las trancas del temor y más allá de esas trancas a lo lejos, casi inalcanzables se encuentran nuestras metas, esas trancas que muy pocos se atreven a brincar y yo me permitiré tomas aquella frase que en su lecho de muerte dijera el Gran Cruz Treviño Martínez de la Garza

"Ni tan altas als trancas, ni tan grande el brinco, méndigo brinquito"

Quieres brincar conmigo?

Anvil Higgins un poco más en serio...

12 comentarios:

Mario dijo...

jaa, yastoy como las damas que le visitan señor. soy el primero......

solo puedo decirle que SOY VALIENTE POR ACEPTAR QUE TEMO A LA COBARDÍA

buena reflexion.

saludos

Solecito dijo...

TE MENTIRIA SI TE DIJERA QUE NO LE TEMO A NADA, LO QUE SI TE PUEDO AFIRMAR ES QUE AHORA SOY MUCHO MAS VALIENTE QUE ANTES, EL UNICO TEMOR QUE DE VERDAD AUN NO SE COMO SUPERAR ES EL MIEDO DE PERDER A ALGUN SER QUERIDO, SIN EMBARGO HE COMPRENDIDO EN ESTOS ULTIMOS DIAS QUE NOS GUSTE O NOS SON LEYES DE LA VIDA Y POCO A POCO SE SUPERAN ESOS TRAGOS AMARGOS SOBRE TODO SI SE CUENTA CON EL APOYO INCONDICIONAL DE FAMILIA Y AMIGOS QUE TAMBIEN SON FAMILIA.
YO SI LE BRINCO.
VIVIANITAAAAAAAAAAAA

=)

°◦COЯУ◦° dijo...

precisamente ayer vi esa pelicula, pero bueno la verdad es que a mi el sentimiento que me rige es precisamente ese, el miedo y es que si soy miedosa y un tanto insegura que pues bueno como que van de la mano, hay muchas cosas a las que simplemente no me atrevo, buah!

tu dices rana y yo salto, ósea si brinco jajaja!

besos

cumerina dijo...

el miedo nos mueve, es un hecho, el problema radica en quedarse palarizado, o decir me vale, tengo miedo, pero me la aviento... yo opto por lo segundo, muchas veces he tenido miedo en mi vida, y me he aventado, y creo que gracias a eso soy lo que soy ahora, si me hubiera ganado el miedo, no hubiera estudiado en puebla lo que yo quería, no me hubiera ido a cuetzalan, y no estaría en estos momentos comentando desde reynosa, el miedo es bueno, porque nos mueve, lo malo es no moverse... saludos...

ZGRL dijo...

Yo pienso que el miedo es inherente al hombre, todos le tememos a algo y bien lo explicas en tu reflexión. Como yo lo veo, tiene su razón de ser, como bien lo dice Cumerina, el miedo nos mueve y muchas veces nos hace salir adelante, pero es también un mecanismo de defensa sin el cual no mediríamos peligros y por lo tanto forma parte de los mecanismos de supervivencia.

Lo importante del asunto es no dejarse dominar por el temor, sea cual sea, hay miedos irracionales como por ejemplo las fobias, y hay miedos racionales como los que se presentan en una situación de peligro real (el ataque de un animal por ejemplo), como en todo hay que encontrar el equilibrio, esta vez entre la razón y la emoción.

Cuando hay posibilidad de crecer y suprar miedos que nos limitan, bueno ahí es cuando uno debe aventarse, ahí es cuando debemos superar ese mecanismo de defensa.

Yo también quiero brincar :)

bLanchE ʚïɞ dijo...

Sé que vale la pena correr el riesgo y saltar...... Haz que valga la pena.

Noelle dijo...

Yo creo que un buen trancazo es lo que hace que pierdas el miedo: ni te moriste, tampoco fue pa' tanto, pero a la proxima ya le vas a agarrar la maña para seguir saltando cada vez mejor y sin caerte.
Felicidades por el blog serio jeje(aunque el puto desmadre me sigue diviertiendo un montonnn), besos.

Said dijo...

El miedo es inherente al ser humano, es de alguna manera alguna protección que tenemos para protegernos o apartarlos de lo desconocido y de los posibles peligros...

Saludos!

Linda dijo...

SIP... yo tambien ando siempre con miedo... pero bueno, si no nos atrevemos, nunca sabremos...
sip, voy a seguir mi consejo!!!

Crossita dijo...

puta madre, tngo 21 años y tngo miedo hasta de mi propia sombrita :D
y eso que soi hermosa ^^

besos anvil..


desde bogotá, colombia

jmiguel dijo...

¿Qué puedo decir?, muy buena reflexión el problema (al menos durante bastante tiempo el mío) es el temor a no ser aceptado, a hacer el rídiculo delante de mucha gente. FEO CASO

Marila dijo...

Me gusta tu nuevo blog.. es como la puta madre pero mas serio xD.. saludos desde Venezuela ^^...