viernes, 13 de junio de 2008

Suerte a todos...

Aprovechando el post, quiero presentarles mi nuevo blog, donde escribiré de lo que se me de la gana, como en este, pero espero hacerlo de una manera un poco más formal porque todos tenemos un lado serio escondido en lo más profundo, espero me visiten...y me comenten


Todos en algún momento atribuímos las cosas que nos suceden a un golpe de suerte, a un juego del destino, o a una vil casualidad, si nos sacamos la lotería es porque tenemos suerte, no porque hayamos estudiado desde pequeños para tener una carrera con la cual conseguimos un trabajo el cual nos reditúa un ingreso que utilizamos para solventar muchas necesidades entre las cuales algunos incluímos la necesidad de participar en juegos de azar, para lo cual compramos ese cachito o ese entero de lotería, apartir de ahí el azar toma las riendas y sabemos que podemos ganar o no, pero esa no es suerte, es simple azar, sucesos aleatorios sin un patrón común (por eso son aleatorios duh!) que pueden beneficiarnos o no en algún momento, y ahi es donde decimos si tuvimos suerte ya sea buena o mala.

Nacemos con estrella dicen unos, nacemos bajo el régimen del planeta plutón (algunas personas creo que si) dicen otros, nacemos destinados a lo que un montón de rocas y acumulaciones de plasma interestelar dictan desde el firmamento, nos levantamos en las mañanas y corremos a mirar lo que el horóscopo dice que viviremos hoy, y por la noche lo leemos para confirmar que nunca nunca se equivoca, yo me pregunto si dos personas nacidas exactamente en el mismo momento deberán compartir el mismo destino? o si no sería más lógico que sean sus culturas, educación, ubicación geográfica, nivel socioeconómico, costumbres y hábitos los que determinen el camino que una persona tomará a lo largo de su vida, la esposa que conseguirá y la estabilidad económica que logrará alcanzar, así como los amigos de los cuales se rodeará.

Pasamos la vida huyendo de los espejos rotos y los gatos negros, de las lechuzas en los árboles y los paraguas que repentinamente se abren dentro de nuestras casas, descartamos el número trece de nuestras vidas y colgamos patas de conejo para atraer la buena suerte (suerte que definitivamente no tuvo el pobre conejo)...

Hoy es viernes 13 y mucha gente lo ve como una fecha fatídica por muchas razones que no voy a discutir ahora y que se pueden encontrar en la red por montones, pero para otros es el martes 13 lo que es una muestra más de como todo es resultado de la cultura, las costumbres y en este caso la posición geográfica, yo voy a salir hoy como un día normal y si me pasa algo malo no creo que sea porque es una fecha maldita, más bien será porque a la gente que sale le pueden pasar cosas malas....y buenas.. y regulares... y menos "pior".

En un día cualquiera
yo: bueno me retiro voy a presentar mi examen
acompañante: que bueno, que te vaya bien deseo que tengas suerte...
yo: tener suerte es contestar al azar y que mis respuestas sean acertadas como mínimo para ser aprobado, no necesito la suerte porque estudié todo el semestre y estoy preparado para mi exámen.

Decía Isaac Asimov, "La suerte favorece solo a la mente preparada" yo no creo que es porque la suerte exista, sino porque una mente preparada puede desitinguir mejor las oportunidades que se le presentan y analizar mejor las cosas para que las decisiones que tome al respecto le sean favorables.

En una plática normal...
yo: fíjate, aquí dice en el periódico que este verano podrían muchas personas morir debido al dengue..
acompañante: ay no!!! toco madera! toc toc... (tocando madera)
yo: que haces?
acompañante: toco madera
yo: para que?
acompañante: pues para que no le vaya a pasar nada a nadie de mi familia...
yo: y de que manera esta mesa podría evitarlo? no sería más lógico participar en las campañas de descacharrización, y prevenir los piquetes de moscos con repelentes, evitar acumulaciones de agua en nuestros patios y casas y sobre todo ser más higiénicos en la forma en que disponemos de nuestros desechos y desperdicios?
acompañante: pues si, más lógico si... pero no más facil

Y esa es la mejor respuesta, podemos delegar y hacer responsable a la suerte, al destino y los que creen a Dios, de las cosas que nos pasan porque es más fácil decir "Dios quiso que así fuera" "Dios me hizo como soy" "Que mala suerte tengo" "Es mi destino ser así" incluso "Es como es porque es Sagitario" y con eso nos evitamos la pena de tener que ir cargando con los resultados (y la culpa) de nuestras acciones y desiciones, porque para una persona común como nosotros siempre será mas fácil culpar de todo lo que nos pasa ya sea bueno o malo a aquello que no se puede ver...

Anvil Higgins, un poco más en serio...

No hay comentarios: