jueves, 3 de julio de 2008

Try walking your own shoes...


Seamos sinceros, cuantos de nosotros nos hemos visto en una plática como esta:

sujeto1:hola que tal como te va?
sujeto2:mal we... todo me sale mal, le debo dinero al banco
sujeto1:ay pero no, o sea eso no es nada yo tengo problemas de salud
sujeto2:si pero a mi el banco ya me va a quitar la casa!
sujeto1:si pero te compras otra! la salud que ! estoy muy mal!
sujeto2:comó me compro otra si no puedo pagar al banco...?

Y así la platica sigue y sigue convirtiéndose en una carrera sin límite en donde cada interlocutor espera el momento de parecer más miserable que el otro, cada palabra del otro es una invitación a decirle que uno está más, más jodido que él y que sus problemas son insignificantes en comparación.

Porqué tenemos ese, no se cómo llamarlo creo que ya se rompió la delgada línea que divide un instinto de una costumbre, pero seamos pesimistas y llamémosle instinto, de creer que los problemas de uno son más graves que los de los demás? de querer ganar esa competencia de sentirnos miserables y dar lástima. Estoy jodido porque me encargaron mucha tarea- no pero a mi me encargaron más!- no, pero la mía es para mañana- pero la mía es del maestro ese que es muy difícil.... y así me podría seguir por horas dando ejemplos pero no lo haré porque tengo mucho trabajo, aunque quizá ustedes deben pensar que tienen más que yo...

Andamos siempre como tratando de ser el más infeliz en algunos aspectos, y no nos ponemos a pensar que cada quien vive sus problemas como mejor pueda manejarlos, y la magnitud de ellos es relativa, yo puedo tener mucha tarea que entregar mañana y ya es un gran problema para mí, alguien quizá solo deba tener que entregar una hoja de tarea, pero que tal que esa persona necesita de esa hoja de tarea para pasar de año? y titularse y que su carrera haya valido la pena? quien tiene el problema más grande ahora?, la respuesta es sencilla, nadie lo tiene, ambos tenemos una situación que es un problema, ambos tenemos que lidiar con ello y ningún problema es menor o mayor comparado con los de los demás, la magnitud se mide en relación nuestras capacidades y oportunidades que tenemos para poder resolverlo.

Se que muchos podrán decir, anvil hay gente que tiene verdaderos problemas, hambre, sed, pobreza, claro que lo sé, pero la medida de esos problemas las asigna esa misma gente y buscará soluciones, ayuda o lo que sea necesario para resolverlos, lo que yo estoy hablando aquí es de esa absurda necesidad de comparación latente en todos nosotros. Esa necesidad que sólo nos hace vernos como personas que no estamos satisfechas, y si así es, comparándolos no vamos a obtener nada, hay ocuparse en vez de preocuparse.

No sería mejor vivir la vida compitiendo por ver quien es más feliz? o quién tiene mayores logros? o mayores éxitos? no sería excelente competir por ver quién logra cumplir sus metas, o ver a quién le fue mejor en el día o quién tiene el mejor trabajo?

No, no sería mejor, porque las comparaciones solo atraen disgustos, las comparaciones solo hacen que uno de los comparados siempre termine sintiéndose menos que el otro, frustrado, etc, cuantás personas han dejado de hacer lo que les gustaba solo pro haberse comparado con alguien que lo hacía mejor? Dejemos que las comparaciones sean hacia adentro, hacia nuestra propia persona, lleguemos cada día y pensemos si somos mejores o peores con respecto al día anterior, si somos más hábiles en algo comparándonos contra nosotros, es la única manera de crecer como personas sanamente, superándonos y estoy seguro que si hacemos eso nunca faltará algún resagado que aún siga comparándose con nosotros pero quizá esta vez él diga, "si el puede ser mejor que sí mismo cada día, yo puedo ser dos veces mejor que yo para mañana!!"

Y siempre recordemos que las comparaciones son algo tan vació y con tan poco futuro orque como bien dícen "Para cada cabrón, siempre habrá cabrón y medio"

Anvil Higgins un poco más en serio...

11 comentarios:

ZGRL dijo...

Bueno, ya te hice comentarios al respecto, pero me falta decir algo con respecto al nuevo blog, me gusta mucho porque de alguna manera siempre me he podido vincular con alguna situación que me haya sucedido de primera mano, lo encuentro valioso.

bLanchE ʚïɞ dijo...

Cuanta verdad tienes, yo desde hoy competiré por ser la más feliz. ¡GRACIAS!

Solecito dijo...

Hay que ocuparse en vez de preocuparse, claro, pero a veces somos tan como llamarlo conformistas y pesimistas que pensamos que lo mejor es seguir quejandonos y quejandonos hasta lograr dos cosas, qeu alguien nos compadezca que sinceramente es bastante mediocre, o si tenemos suerte encontrar a alguien que nos haga ver que lo que estamos haciendo es un completo error.
En lo personal a mi por suerte me toco la segunda opcion y como dicen por ahi, la verdad no peca pero incomoda, pero sinceramente no pude haber tenido mejor leccion, y ahora en lugar de quejarme mejor trato de ocuparme como puedo mejorar mi situacion, cualquiera que esta sea.
Recuerdo mucho las palabras de la persona que me dijo mis verdades "yo me quejaba de mis zapatos viejos, hasta que vi a aquel que no tenia pies".
:)

Mario dijo...

muy dura la leccion solecito, espero que todo sea diferente...

amigo como siempre, atinado en tus temas... saludos
haber si ahora si se hacen las chelas nadamas dame chance de arreglar bien lo de la casa y cambiarme y establecerme y salir de deudas y dejar de ser miserable.... y ya entonces habra tiempo y dinero suficiente. jejeje era nadamas para seguir con tus post....

¿que cuando nos ponemos de acuerdo... para las chelas?

saludos

caminante errante dijo...

sale yo me apunto para eso de las chleas con el mario... tiene tiempo que planeamos algo asi no higgins pero nunca se dio....
buen post, saludos.

patito dijo...

siii chelass chelas ...aunque sea un traguito pa quitarme el antojote que traigo de chupar jajaja... Pos si ta cabron eso de tratar de ser mas miserables... yo tengo un principio, que trato de seguir siempre que puedo: cuando alguien viene a contarme sus problemas es porque busca algun consejo o simplemente quiere desahogarse por lo que siempre procuro ayudarlo aunque sea escuchando, le presto toda mi atencion y trato de ser un apoyo para esa persona, lo ultimo que me pasaria por la mente es aprovechar el momento para amargarles mas el momento con mis problemas (para eso ya habra tiempo jajaja), en lo personal a mi no me gustan esas personas que te quieren ganar en todo, hasta en lo tragico, pero en fin, de todo hay en este mundo y debemos tratar de tolerarnos, no crees?

Saludotes migo, ojala que esta lluviecita se acabe pronto y que podamos organizar "anvil y las ladillas el reencuentro"

Eri-Eri dijo...

es cierto las comparaciones son malas, tristemente siempre q me comparo me siento tan mal, pq siempre veo mas mis errores q lo bueno, tratare de aplicar lo contrario!
un beso

Noelle dijo...

Diste en el clavo, miramos para afuera cuando lo primero que hay que hacer es mirar pa'dentro y de ahi darle para arriba!
un abrazo

cumerina dijo...

ya ves?, y tu que siempre me andas regañando jejejejeje... y es verdad, no podemos saber qué es lo que está sintiendo la otra persona, y dos personas no llevan el mismo problema de la misma manera, no lo afrontan igual y no reaccionan ni resuelven las cosas de la misma manera, para algunos puede ser una soberana pendejada, pero para la persona, el mundo se le está cayendo a pedazos, y de verdad así lo está sintiendo... pero bueno, aquí el chiste de todo sería no ver lo malo (que todos tendemos a hacerlo), sino ver lo que tenemos en nuestras manos, y aprovechar eso, que no queda de otra, no ver qué no tenemos, sino lo que tenemos... también pienso que eso de las comparaciones, tal vez se hagan en un sentido de que vea la persona que no está tan mal, echándole ánimos, bueno, eso pienso yo... saludos, me gustó mucho este post...

Claudia dijo...

¡Hola! Apenas lei las 10 primeras líneas de este post y me esta encantando, creo que más que del putodesmadre...
Me cae que de escritor no te mueres de hambre... yo se que ahorita tampoco pero es una sugerencia :p

°◦COЯУ◦° dijo...

alguna vez un profesor que tenía en la prepa me dijo: "las comparaciones son aberrantes" y se me quedaron tan grabadas sus palabras, que procuro no hacerlo ni conmigo, ni con los demás.


saludos!