viernes, 26 de diciembre de 2008

Antifaz

Este post va dedicado a Xénit porque me recordó que tengo un lado serio que había dejado un poco olvidado. GRACIAS!

Hace tiempo alguien me dijo, "He estado viviendo una vida de mentira, yo no soy quien tu conociste y ya estoy harta de vivir engañando a los demás".

Después de reflexionar por un largo tiempo, después de un par de cervezas y uno igual de cigarrillos, me di cuenta que realmente conocer a alguien en el fondo es tan difícil, caminamos por la vida como aquel mítico gladiador de la lucha libre que tan famoso fue en su tiempo, "Mil máscaras", y así como el, nos arrancan una de ellas y tenemos otra debajo, y la arrancan y hay otra más, y así hasta que nosotros y los demás ya no sabemos cuántas máscaras traemos encima y nos miramos al espejo y solo vemos a un ser diferente ferente a nosotros, que nos mira a la vez como si de un extraño se tratase.

Muchos utilizamos la hipocresía para intentar engañar a los demás, para agradar, pera intentar no herir, y no nos damos cuenta que los primeros engañados somos nosotros, los que nos hacemos cada vez más daño somos nosotros, lo que cada día tienen que confeccionar una máscara difrente para mantener la mentira somos nosotros, y nos ponemos una máscara, encima de la otra y otra encima de la anterior y llegamos a un punto en donde la carga es tan pesada que ya no podemos levantar el rostro y mirar a als personas a la cara, en que ya no podemos levantar el rostro ni siquiera para mirarnos al espejo, en que el peso nos obliga a mirar siempre hacia abajo, hacia donde tenemos la autoestima, que se desplomó hacia el suelo un poco más con cada antifaz que le colgábamos a nuestra alma.

Para qué fingir? cuál es la necesidad o maás bien la necedad de ser aceptados por los demás y actuar de "acuerdo a" de mentir y decir lo que los demás quieren oir? de mostrar siempre una doble, triple o múltiple cara?

Que no nos damos cuenta que fingir, pretender, mentir, es algo tan cansado, tan agotador y desgastante?

Que es tan pesado vivir cargando múltiples "yo" cuando nuestra alma fue creada para solo uno?

Que corremos el riesgo enorme de dejar pasar el tiempo, y cuando un día decidamos arrancarnos las mil máscaras ya no sabremos cual era nuestro verdadero yo.

Que no hay nada más fácil en esta vida que arrancarse todas las caras y liberarse.

Por eso hay que hacerlo hoy, antes de que sea demasiado tarde, antes que las máscaras se conviertan en un tatuaje eterno, hoy pararnos frente al espejo, y sacarnos una a una cada falsedad en nuestra vida, y podremos ver, podremos sentir, como con cada mentira que se va, nuestras penas pesarán menos, y nuestra mirada poco a poco se irá levantando, hasta que por fin, podamos mirar frente a nosotros el brillante y maravilloso rostro original con el que fuimos creados.

Anvil Higgins un poco más en serio...