domingo, 18 de enero de 2009

Que encuentres tu camino a casa...

Dedicado a la Chica X

Damián caminaba de la mano de su madre Paula en el parque de las Minas, en aquel julio de 1999, había mucha gente por las vacaciones y el parque se llenaba de un colorido por los vendedores de globos y dulces y algunos payasos callejeros que daban su show por algunos pesos en su sombrero. En un momento mientras su madre camino hacía un puesto ambulante para comprar un par de dulces, la vida de Damián cambió, su madre al voltear y no verlo, comenzó a gritar su nombre y Damián a lo lejos solo escuchaba la voz de su madre y mientras la buscaba sin tener éxito no supo como llego hasta ahí, a un pueblo, un lugar que jamás había visto, con rostros que no lograba identificar.

Rápidamente una señora de edad avanzada se acercó a el lo tomó de la mano y le dijo - No te preocupes, todo va a estar bien ahora- y damián no hizo nada por escapar, se sentía a gusto, confortado, como en casa. Era Doña Leonor, que vivía con el Viejo Manuel, quien tenía cierto retraso mental, y Mirna, una mujer joven que siempre estaba contenta no importara lo que pasara, así vivió con su nueva familia,la que lo acogió y lleno de cariños. La que sustituyó a esa madre que en algún lugar lloraba a diario la ausencia de aquel hijo perdido. Creció y vivió con doña Leonor, una anciana mujer que todo el mundo recordaba por ser de la primera que había llegado a aquel pueblo, por ahi de 1950.

Mientras Paula, a diario recordaba aquel huijo perdido, y miraba la foto que se tomaron en el parque, la última foto que tenía de Damián, sosteniendo un par de globos metálicos con sus pequeñas manos.

Había algo que siempre le llamó mucho la curiosidad a Damián, todos los días algunas personas del pueblo se reunían en las afueras y esperaban, esperaban por horas mirando hacia el horizonte, después de mucho, se cansaban y se retiraban a sus casas, más siempre había alguien que se negaba a regresar y se quedaba a esperar más tiempo, con la esperanza de que algo sucediera. Un día Damián quiso ir también a las afueras a esperar, algo le movió a hacerlo, algo en su interior se lo dijo y se encontró con los demás mirando al horizonte, esperando, por horas, hasta que a lo lejos, una figura comenzó a tomar forma, se acercó a todos y los miró, con sorpresa, pero en su mirada reflejaba una paz muy grande, era un niño de no más de 10 años aún traía en su mano un algodón de azúcar a medio comer y las lágrimas no se habían secado de su rostro todavía,con mucha calma Doña Leonor se acercó, lo tomó de la mano y le dijo - No te perocupes, todo va a estar bien ahora.

Cerca de las 5 de la tarde tocaron muy fuerte en casa de Damián, era Aracely, la de la larga cola de caballo, y le preguntó muy emocionada, Está doña Leonor? buscan a Doña Leonor!!! llámala pronto que venga las afueras del pueblo! y pronto Damián corrió por ella, y caminaron hacía aquel lugar.

Las lágrimas de Paula habían ya marchitado su rostro, las constantes idas a los periódicos para publicar avisos para que alguien le informara el paradero de su hijo, le habían mermado la salud y el espíritu, había gastado cuando tenía en buscar a Damián, había gastado sus energías en ir delegación tras delegación de policía años tras año buscando a su hijo y todas las noches se quedaba mirando televisión hasta ver los anuncios donde pedían ayuda a la comunidad para encontrar a sus seres queridos, y siempre, siempre nombraban a Damían, de 6 años, se extravió en el parque de las Minas, en 1999, pelo castaño, llevaba playera roja y zapatos tennis bancos, como seña particular tenía un lunar grande en el hombro derecho. Pero el teléfono nunca sonaba.

Qué pasa madre?- preguntó Damián a Doña Leonor
Vienen por mi hijo, después de más de 50 años vienen por mi
Quién viene por ti madre?
Mi familia.
Tu familia? no somos nosotros tu familia? no soy yo tu familia, Madre?
Si Damían tu eres mi familia y siempre lo serás. Pero ahora, es tiempo de volver con ellos
No entiendo madre, no sé de que me hablas
Damián, alguna vez te has preguntado en dódne estás?
Estoy aquí no? en este lugar con ustedes
Damían, estás en el Pueblo de los Perdidos, en un lugar en donde habitan todos aquellos que nunca supimos como regrear al hogar, todos aquellos que nos extraviamos y desaparecimos del mundo. Yo llegué aquí hace mas de 50 años, recuerdo que salí a comprar unos dulces y nunca más volví a ver a mi familia, vagué por las calles y en mi desesperación o en mi locura me inventé este pueblo, me inventé esta ciudad en donde pude vivir mi vida y crecer, en donde pude dar cobijo a todos aquellos que como yo, jamás encontraron el camino a casa. Este pueblo existe gracias a nuestras esperanzas Damián y a las esperanzas de todos aquellos que aún rezan a diario y nunca pierden la fe de encontrarnos nuevamente. Por eso vamos a esperar a las afueras, por eso nos quedamos mirando al horizonte a esperar que alguien más llegue. O como el día de hoy, a que alguien se vaya Damián.
Te vas tu madre? por qué?
Porque me han encontrado hijo mío, porque después de tanto tiempo mi familia me encontró, y aunque estoy nerviosa, porque no recuerdo a mis hermanos y mi madre ya no debe estar viva, me siento feliz y a la vez triste por dejarlos a todos ustedes, pero debo irme Damián, todos tenemos que irnos algún día, tengo que ir a pasar mis últimos días con aquellos con los que debí vivir.
Madre, ahora recuerdo, ahora sé porque siempre soñaba con una mujer en el parque que me llevaba de la mano, ahora sé porqué en mis sueños escuchaba aquella mujer gritando mi nombre y alejándose de mi cada vez más, es, es ella mi madre?
Si damían es lo más probable, y sabes, estoy segura que aún ella te busca y no se resigna a perderte porque estas aquí, porque nadie a venido por ti, todavía.
Y entonces yo también me ire?
Si damián tu también, algún día lo harás.
Madre, y que pasaría si en el mundo, yo ya no estoy vivo? que pasaría si no me encuentran nunca?
Entonces damían, entonces vendrán por ti, pero serán los ángeles del Señor los que vendrán a llevarte al reino de los cielos, en donde no hay más dolor ni más angustia, desde donde podrás ver a tu familia desde arriba y cuidar de ella, como si fueras un ángel.
Me tengo que ir damían... mira, ahi vienen por mi, creo que es mi hermana, tiene mi mismo color de ojos!, y mira Damián, esos deben ser mis sobrinos!!!...la más pequeña se parece a mi cuando tenía su edad!! Adios Damían!! Adios mi niño!!! cuidate mucho corazón!
Madre!!! madreee!!! dile a mi familia que me busque!! dile a mi mamá que estoy aquí, que no pierda la esperanza!!....

Y Damían regresó a su casa feliz, y vivió en el Pueblo de los Perdidos por muchos años más, con la esperanza de que un día mientras mirara al horizonte, mientras esperaba con los demás, sería su turno y vería a su madre llegar, y tomarlo de la mano mientras le decía Hijo mío! al fin te econtré! y asi como Leonor, cada vez que alguien llegaba lo tomaba de la mano y le decía -No te perocupes todo va a estar bien ahora.

Unas semanas después, Mirna, corrió a la recámara de Damián y le dijo - Damián!!! Damián!! ya vinieron por ti!!!el corrió emocionado a las afueras del pueblo, con lágrimas en los ojos, como nunca más antes había corrido.

Paula miraba la foto de damián, mientras tocaban a su puerta, atendió corriendo, y sus esperanzas se desvanecioron tan pronto como vió a los agentes de la policía enfrente de ella, con sus miradas tristes, con la terrible noticia y ella supo, sin que nadie lo dijera, que ya no tenía que buscar más, que todo había terminado, mientras Damián en las afueras del Pueblo de los Perdidos, miraba aquel par de ángeles que habían venido por el, los tomó de la mano y se desvaneció en las alturas...

Y Paula, lloraba en su cama con la foto de Damián apretada sobre su pecho, mientras le decía
Adiós mi bebé, adiós Damiancito, ya puedes descanzar en paz , perdóname por haber sido descuidada, te busqué toda mi vida y ahora ya sé que estás con el Señor, cuídate mucho mi amor, tu madre siempre te recordará, cerro los ojos, y miró enfrente de ella a un joven, bien parecido, radiante, que se acercó a ella, la besó en la frente y susurró, -No te preocupes, todo va a estar bien ahora.


Anvil Higgins...un poco más en serio.

17 comentarios:

Solecito dijo...

me encantó, estoy convencida de que todos tenemos un angelito que nos cuida y no necesariamente tiene alas, cuando estamos perdidos siempre nos ayuda buscando el camino siempre tiene las palabras exactas para seguir adelante.
gracias

bLanche ʚïɞ dijo...

'No te preocupes, todo va a estar bien ahora...'

Gracias por el relato Chuy, sé que aquel camino que todos buscamos -sea a casa o no- está muy cerca, solo es cuestión de abrir bien los ojos y escuchar con el corazón.

Cristy dijo...

Me gusto y mucho! Gracias por el relato.

La ChiCa X dijo...

Estoy llorando por la mamá de DAmian y por todos los perdidos, por el detalle de dedicarmelo, por recordarme que existen personas que tienen el mismo gusto que yo por los cuentos


te quiero un chingo pinchi pelon hermoso

Ann dijo...

me humedeciste los ojos, es un cuento hermoso, y sabes, yo estoy segura de que ese lugar existe y espero con ansias el día que pueda llegar a el y que sea él a quien encuentre, que me vuelva a ver en sus ojos y a estar en sus brazos, por que quiero pensar que solo esta perdido

ZGRL dijo...

Es, sin lugar a dudas, un bonito cuento. La idea es excelente y la verdad creo que valdría la pena desarrollarlo un poco más y hacerlo un cuento un poco más largo y aún más hermoso. Creo que lo puedes explotar más, en serio.
Besos, buena historia!

~aRa dijo...

es bien feo cuando se pierden los niños, ash me acordaste al niño de la guarderia, podre de las madres que tienen que pasar por esto

Abbita dijo...

snif! hermoso, muy hermoso...se me hizo un nudo en la garganta y si no estuviera trabajando, hubiera dejado las lagrimas correr...

esta vez, me quito el sombrero...

La CatrinA dijo...

neta lo escribiste tu o t lo fusilaste d algú lao', digo, no es k duede d tus habilidades filosóficas ni dad x el estilo...pero esta rete bonito, ya veeez si nomás tiene la cara de malgeniudooo.....ahh k bonito muchachito muack,muack

Shiri dijo...

snif snif!! Me hiciste llorar en el trabajo!

Anónimo dijo...

No me latio Alvin la neta esta conmovedora la historia pero creo que tu puedes hacer mas que esto!!!

lo digo con todo respeto saludos.

Tritza dijo...

gracias =D

Mario dijo...

a vec es quisieramos tener la facilidad de ubicar a nuestros angeles, sin embargo siempre estamos inmersos en la agonia de esta vida que bien es tan pesada como cada quien lo quiera, pero definitivamente esos angeles siempre nos haran mas placentero el camino....

un buen relato amigo. que por cierto hace un chingo que se de ti mendigo. haber cuando nos vemos y echamos una platicada y unas chelitas no??? que sean nuevas porque las anteriores como que ya valieron no??

saludos

antonio dijo...

Me gusta como escribes
Gracias.

Raul Gonzales dijo...

buen trabajo

La Madame dijo...

Has tocado un fibra muy delicada en mi interior, gracias, maldita sea, gracias por hacerme recordar.

Anónimo dijo...

wooow neta che anvil empeze leyendo tus pendejadas, pero ahora que leo esto me doy cuenta de que eres un chingon neta trasmites ese sentimiento en lo que escribes y verdad que se pusieron los pelos de punta cuando lei esto

chido por ti carnal