martes, 14 de abril de 2009

Línea de Vida

Todos llegamos a tener confianza en algo, la confianza es uno de los primeros sentimientos que nacen el el ser humano, cuando damos nuestros primeros pasos sabemos y confiamos en que alguien estará ahí para sostenernos si tropezamos.

Confiamos nuestra vida a un Dios, a una entidad desconocida, puesto que de eso se trata la Fe, de confiar, de saber que algo existe ahí que siempre verá por nosotros, aunque no lo veamos, aunque no lo podamos tocar ni sentir. Asi es la confianza, el más noble de los sentimientos y el más fuerte porque nos sostiene ante cualquier adversidad, como dicen por ahí: El Ave canta aunque la rama cruja, porque tiene confianza en sus alas..

La confianza es como la Línea de vida que sostiene a los alpinistas, no importa de que tan alto caigas, siempre sabrás que esa línea detendrá la caída. Y todos en la vida diaria caminamos por montañas y cerros, subimos a las cumbres de los problemas, escalamos los picos enormes de la adversidad, aferrados únicamente a esa línea de vida que es nuestra confianza, la que depositamos en nuestros amigos, en nuestras capacidades, en nuestros conocimientos, en nuestras creencias.

Sin embargo esa línea de vida aún con su fuerza y su entereza es vulnerable, vulnerable a las lenguas malintencionadas que la cortan tan fácilmente como si de afiladas cuchillas se tratara.
Y una vez cortada, a qué te aferrarás? quién detendrá tu caída? Una vez cortada puede que ya no quieras subir más montañas, puede que ya no quieras arriesgar más subiendo a lo más alto, una vez cortada es probable que te de miedo volver a confiar, porque el suelo es muy duro y los golpes duelen.

Le puedes hacer un nudo, un nudo fuerte e intentar repararla, pero no te culpes si sientes miedo de volver a escalar, no te culpes si sientes recelo de volver a confiar, porque hasta el más experimentado de los alpinistas, dudaría en encomendar su vida a una cuerda con un nudo en ella.

Si decides no volver a confiar, adelante!
Si decides volver a intentarlo y seguir tu camino, cambia de cuerda, porque las montañas no se van a mover de su lugar.


Anvil Higgins

12 comentarios:

Cristy dijo...

Es cierto los golpes duelen y mucho. Estoy intentando cambiar de cuerda y volver a intentarlo.
Me gusto mucho. Gracias Jesús

Saludos!

Tritza dijo...

yo suelo cambiar y renovar las cuerdas muy seguido.. me he dado muchos golpes y los moretones, heridas y cicatrices que tengo me recuerdan que puedo quedarme abajo o seguir intentando llegar a la cima... y que eso solo depende de mi


saludos...

CatrinA dijo...

La cuerdas solas se van cambiando cada k c rompe una la k queda se hace mas fuerte....Sabio dicho "lo q' no t mata t hace mas fuerte"

joze carlos dijo...

pucha, yo siempre trato de aferrarme a la cuerda mas fuerte, para no caer rapido, almenos q demore un poquito.

visitame...

Mario dijo...

amigo...

yo sinceramente no creo que se rompa, es cierto que te decepciones, pero como tu lo dices si tu cuerda es lo suficientmente fuerte, creo entonces que lo mejor seria kitar esos hilitos que se revientan...

claro tampoco hay que ser pendejoss no se trata de solo quitar hilos, debemos encontrar la forma de hacer que al quitar un hilo nuestra cuerda pueda crear el sustituto no??

saludossss
hacia un buen que no pasaba por aqui .....

José Balmart dijo...

Hay confianzas que nunca fallan... cuerdas que no se rompen.. cuerdas que sabes que nunca se romperán... seré acaso un idealista? No... un hombre de fe.. de fe en una cuerda que no se ha roto por más fuerte que la vida me ha hecho tirar de ella...

Un abrazo,

José Balmart

Maurus dijo...

que profundo mi hermano
que profundo
yo tengo un dicho que versa asi
los moretones y los raspones se curan pero la gloria jamas se olvida
no se si lo copie de algun lado o me vino en una noche de inspiracion
jajaja
pero pues es algo parecido aesto no lo se puede ser
saludos

cositta dijo...

muy buen post...
y la cuestion ahora es...
Que tan fuerte sera la cuerda a la que se le soltaron los hilitos?
valdra la pena usar una cuerda nueva?
y que tal que la cuerda nueva dura menos que la que esta a punto de romperse...y entonces si me rompo la madre!
jajaj
Saludos !

Jerry dijo...

Mira mira cabroncito, osea que si puedes escribir algo que no sean puras mamadas, felicidades hermano, siga, siga, echele ganitas.

xeditorasx dijo...

Hola, que hermoso tu escrito me hizo recordar varias cuerdas de confianza rotas que jamás pudieron volverse a unir.

Creo que como en todo existe un limite que para mi en este caso seria el olvidar que dicha linea de rompio, pero no todos sabemos hacerlo por lo tanto como dices al final las montañas seguiran ahí quizá a la espera de que consigamos otra cuerda, porque obviamente habrá más de una que seguira resistente.. y con esas bastara para seguir escalando, seguir creyendo y confiando si no es en segundas y terceras personas si en nosotros mismos.

Zulejka Ellyane dijo...

Me gusto la última frase: cambia de cuerda por que las montañas no se van a mover.. chido1!

Creo que la confianza es uno de los regalos más bellos que podemos hacer y que nos pueden hacer... es una oportunidad que se da solo una vez de manera nítida y trasparente... y cuando se rompe... cuando se quiebra por más nudos o pegamento que hechemos jamás vuelve a ser igual... pero definitivo... no debemos de dejar de creer.. solo hay que fijarnos más en quien creemos ;)

buen post... besos!

Gabrielle Dupré dijo...

Si, tienes razón, me ha tocado el corazón este post, como decimos,me ha quedado como anillo al dedo. Yo he desconfiado y a veces no he podido corresponder la confianza, me han robado esa palabra de mi pequeño Larousse y que hacer en estos casos? No lo sé, porque esto ya se me convirtió en un boomerang. Me gusta tu estilo. Tienes talento.